Download E-books El enigma de la luz: Un viaje en el arte PDF

By Cees Nooteboom

Cees Nooteboom recorre algunos museos buscando capturar en las obras de los grandes pintores aquello que alimenta nuestra alma con formas y colores: los angeles belleza. En este libro el lector tiene el privilegio de intuir, gracias al diálogo permanente que nuestro especial guía mantiene consigo mismo, el enigma que subyace en toda obra artística. Nooteboom no es un historiador del arte ni pretende serlo. Él se deja llevar por l. a. imaginación, no ofrece respuestas sino que plantea interrogantes. A través de los ojos del artista-escritor contemplamos, entre otras, las imágenes alegóricas medievales, los estudios de l. a. naturaleza de Leonardo da Vinci, los autorretratos de Aert de Gelder o de Rembrandt, los interiores de Vermeer, los paisajes de Bruegel, los rostros sin ojos de De Chirico, l. a. pasión por l. a. masa geométrica de Piero della Francesca o las soledades de Hopper. Y finalmente, sin apenas darnos cuenta, empezamos a ver los cuadros como si fueran personas.

Show description

Read Online or Download El enigma de la luz: Un viaje en el arte PDF

Best Art books

The Renaissance: A Very Short Introduction

Greater than ever sooner than, the Renaissance sticks out as one of many defining moments in global heritage. among 1400 and 1600, eu perceptions of society, tradition, politics or even humanity itself emerged in ways in which proceed to impact not just Europe however the whole international. during this wide-ranging exploration of the Renaissance, Jerry Brotton exhibits the interval as a time of unheard of highbrow pleasure, cultural experimentation, and interplay on a world scale, along a darker aspect of faith, intolerance, slavery, and big inequality of wealth and standing.

Dialectical Passions: Negation in Postwar Art Theory (Columbia Themes in Philosophy, Social Criticism, and the Arts)

Representing a brand new new release of theorists reaffirming the unconventional dimensions of artwork, Gail Day launches a daring critique of past due twentieth-century paintings idea and its usually reductive research of cultural items. Exploring center debates in discourses on artwork, from the recent Left to theories of "critical postmodernism" and past, Day counters the idea that fresh trends in artwork fail to be appropriately serious.

Digital Mayhem 3D Machine Techniques: Where Inspiration, Techniques and Digital Art meet

Motivate your personal creativity with electronic Mayhem 3D desktop options. Compiled through Duncan Evans, founding father of 3D Artist journal, this e-book is the subsequent installment of the electronic Mayhem sequence. discover, web page after web page, amazing computing device photos created by means of the industry’s best expertise. With over 500 lovely pictures, electronic Mayhem 3D computing device options isn't your simple software program handbook.

Kill for Peace: American Artists Against the Vietnam War

The Vietnam struggle (1964–1975) divided American society like no different conflict of the 20th century, and a few of the main memorable American artwork and art-related activism of the final fifty years protested U. S. involvement. At a time while Pop paintings, Minimalism, and Conceptual paintings ruled the yank paintings global, person artists and paintings collectives performed an important position in antiwar protest and encouraged next generations of artists.

Extra info for El enigma de la luz: Un viaje en el arte

Show sample text content

Verde, todo period verde en aquel lienzo, nórdico, y de repente despatchedí una punzada de nostalgia de esos paisajes tan familiares para mí, que los veranos no abrasan como en l. a. Italia donde me encontraba en aquel momento, sino que flotan sobre el paisaje, densos y húmedos. Cuando más adelante le comenté mis impresiones a un amigo belga, éste se echó a reír. En mi inocencia yo había ubicado aquel paisaje en las inmediaciones de Brujas. Él me sacó del errors: –Los paisajes de Bruegel están en Pajottenland, una comarca al sudoeste de Brabante, entre los ríos Zenne y Dender, en las inmediaciones de Bruselas. Incluso hoy, si uno recorre los angeles región y se fija bien, reconocerá las colinas y prados representados en las famosas pinturas. Y los angeles iglesia que figura en el cuadro de los ciegos sigue en el mismo sitio, en Sint-Anna-Pede. Ya verás, búscala. l. a. ocasión se currentó a principios de año. Un invierno crudo y medieval asolaba Europa, una ventisca azotaba l. a. Gran position, las calles estaban cubiertas de fango. Tardé un buen rato en dejar atrás los suburbios con sus casas peculiares y sus calles con adoquines decimonónicos, y de repente sucedió. Enfilé una carretera comarcal, el fango volvía a ser nieve, los árboles, ilustraciones. Me bastó sumergirme en el silencio, distanciarme de l. a. vulgaridad de mi propia época, desviar l. a. mirada de los hilos del telégrafo y de los automóviles que avanzaban a lo lejos, para que lo que yo estaba viendo, esa escena de infinita calma invernal, se transformara en una fantasía del propio invierno, de todos los inviernos flamencos que habían existido, y con ello también de ese específico invierno del Censo en Belén o de los angeles poor Matanza de los inocentes o de aquel día de invierno infinitamente silencioso con los cazadores en los angeles nieve y sus sempiternos perros, esas oscuras figuras con lanzas, zurrones y dagas, las cabezas inclinadas hacia abajo hilando pensamientos que ignoramos. Los cazadores descienden l. a. colina sin mirar hacia arriba, como tampoco miran los angeles hoguera encendida frente a l. a. posada. Dejarán profundas huellas en l. a. blanda nieve, como una pista que conduce a los estanques congelados que se ven al fondo; los pájaros surcarán el cielo como lo hacen hoy: los veo, negros, siniestros, ellos no han cambiado, como tampoco ha cambiado l. a. nieve. Más tarde, el hijo del artista, Pieter, pintaría paisajes similares, tan bellos y evocadores del invierno como los suyos, pero nunca tan misteriosos como El censo en Belén, en el que un hombre anónimo vestido de marrón conduce a l. a. posada a una mujer anónima, preñada, montada en un burro. los angeles mujer será l. a. madre de Cristo, nosotros lo sabemos y el pintor también, aunque lo que quiere es demostrarnos que nadie más lo sabe, que esas dos figuras son tan anónimas como el resto de personajes que los rodean. Belén está en Flandes; Dios, encarnado en un niño flamenco, nacerá en un pajar entre unos escalones hundidos; Cristo, que no ha visto jamás l. a. nieve, aparecerá en un mundo nórdico y blanco y nadie se enterará de los angeles buena nueva.

Rated 4.79 of 5 – based on 30 votes